Desde Julio de 2014 cualquier producto de estructuras de acero y aluminio, que quiera introducirse dentro el mercado de la Unión Europea, debe disponer del Marcado CE para estructuras metálicas, excluyendo los trabajos en obra que se regirán por otras normas. De manera que todos aquellos fabricantes que comercialicen con productos de soldaduras metálicas dentro la UE, deberán regirse por la norma UNE 1090.

La norma UNE 1090, dentro del Reglamento de Productos para la Construcción 305/2011, indica expresamente que los fabricantes deben emitir una declaración de prestaciones de cumplimiento con dicha norma, y por ello, para poder implementar el marcado CE a los fabricantes y cumplir con la normativa, los fabricantes deben asegurarse de:

  • Desarrollar los Ensayos o Cálculos Iniciales de Tipo.
  • Implantar el Control de Producción en Fábrica.
  • Realizar la Homologación de Soldadores.
  • Designar un Coordinador de Soldadura.
  • Gestionar la trazabilidad de los productos utilizados.

Además de la necesidad de confirmar que su producto esté conforme a un Sistema de Evaluación de Conformidad que incluya la certificación del Control de Producción en Fábrica (CPF) por un Organismo Notificado acreditado por la entidad nacional de acreditación (ENAC)

Los requisitos para el cumplimiento de la norma EN 1090 y con la obligación del Marcado CE conllevan a cualquier fabricante, disponer de personal que coordine las soldaduras, que posteriormente los Organismos Notificados deberán verificar comprobando su conocimiento.

No dejes pasar la oportunidad e infórmate de nuestro curso presencial de Coordinador de Soldadura.