Hace tan sólo unos días ha entrado en vigor una nueva ley de protección de datos, denominada GDPR (General Data Protection Regulation). Esta normativa afecta a todas aquellas empresas que establezcan conexiones, independientemente del origen y actividad, con ciudadanos de la Unión Europea.

Esta nueva ley busca reforzar los derechos individuales, por lo que  hace responsables de la información a los propios gestores de la misma. Un marco mucho más estricto para empresas, en cuanto a sus obligaciones a la hora de proteger los datos de empleados, clientes y proveedores.

Destacamos algunas de las medidas obligatorias que debemos tener en cuenta como empresa:

  • Obligatoriedad de realizar Evaluaciones del Impacto de la Privacidad (EIPD)
  • Derechos de portabilidad o traspaso de datos a otro proveedor de servicio.
  • Auditorias revisables periódicas
  • Registros de actividad permanentes de accesos y modificaciones
  • Revisiones de las Políticas de seguridad
  • Designar a un responsable de la protección de la información
  • Mecanismos que garanticen el derecho al olvido
  • Necesidad de consentimiento “claro y afirmativo” de la persona cuyos datos son tratados

Para cumplir con los requisitos de esta legislación, las empresas deben revisar sus sistemas en profundidad, ya que hay cambios importantes tanto en el enfoque de la gestión de los datos, como de control de los riesgos derivados de su tratamiento.

A través de nuestro curso podrás conocer los fundamentos y enfoque de la nueva legislación sobre protección de datos, analizar los nuevos requisitos en la protección de datos, conocer cómo enfocar los sistemas actuales para adaptarse a los nuevos requisitos y presentar las nuevas responsabilidades en Protección de datos en la empresa y la necesidad de su aplicación.

La mejor manera de poder adaptarte y conocer los cambios que conlleva el nuevo reglamento de protección de datos, respecto a la ley anterior (LOPD), en el ámbito empresarial.